jueves, 28 de abril de 2011

Especial fotos II

Unas poquitas mas, ahora que me pillais despierto.

El palacio de la opera de Tallinn

Una de las calles de bares del Old Town

Un sitio al que solo por el nombre me quede con ganas de entrar. Os imagináis un cachelo planet?

Retrospectiva de Antonioni como muestra de la oferta cultural.

Lo que seria a Tallinn la Praza Maior lucense.

Otra vista de lo mismo.

Típica calle del Old Town con un par de lugareñas caracterizadas para la ocasión.

Uno de tantos edificios que esta exactamente igual que en el siglo XVI.

Famoso restaurante y tienda de souvenirs. Se pueden ver duelos medievales a espada dentro.

Las puertas del Old Town.

Y por hoy basta, que para mi ya no son horas... Head ööd.

miércoles, 27 de abril de 2011

Especial fotos.

Desde hace un tiempo varios me han pedido que suba fotos de lo que he ido viviendo. Hasta ahora no me había sido posible, ya que aun no tengo mi propio portátil, pero echándole un pelin de cara he conseguido descargar algunas aquí para compartirlas. Espero que os gusten.



 Estas tres como podréis suponer son del inicio de mi viaje. Amanecer en castilla, la puerta de embarque para el segundo vuelo del día y esa información tan útil que siempre necesitas saber en un avión.


Ahora una sobrevolando los famosos mil lagos finlandeses completamente congelados aun.




Y mi llegada a Estonia por fin, tras algo mas de 14 horas de viaje y unas 24 mas sin dormir antes de empezarlo.

Ahora una de fotos de Tallinn

 Este es un parque encantador que tengo al lado de casa. Se llama Lillepi park



El old town visto desde al lado de donde vivo.





  El puesto deportivo de Pirita, que como veis acogió las pruebas de regatas de los JJOO de Moscu ´80 y que todavía tiene nieve.



 La catedral y el mejor sitio para leer que haya visto jamas en ninguna parte del mundo.



Entrada al Kadriorg park.



Un mar en el que no te puedes banhar...

Y ya por ultimo un árbol 100% Estonio. Aguanta los elementos como mejor puede, pero también le pasan factura.


How blue can you get?

Good night. Tonight and as the result of a special request from a dear friend i´ll write my post in English.

This time it will be about to miss.

To miss is something really bad, not only because you don´t have what you want or need, but also because that feeling, to miss something or someone, can´t be healed with anything.

It can be really devastating when you lose someone important in your life, it can be a friend, a relative or even a pet. Nothing can calm that feeling of anxiety, of emptiness, that almost doesn't let you breathe. Just like if you had a big piece of meat in your throat that doesn't go up or down, but without the pleasure that can mean to have a piece of meat in the very first moment for some of you.

I have been feeling like that for so long, too long actually. I have lost too many things those last years, everything that could be important for me in one or other way is gone, and in most of the cases forever. That´s why i feel so shocked today. That feeling should be so familiar for me, and actually it is, but somehow today, and to be honest since yesterday, i´m feeling it almost stronger than ever.

There was a time when some doctors, or so they said, gave me a lot of pills to calm down those kind of pains, but soon i realized that they don´t work at all, not with me at least. You can feel dizzy, you can feel high, doped, or even you can feel that nothing else matters, but the pain is still there, ripping your heart slowly, like with a rusty blunt knife and the sadness spreads all over you. That pain is just too much to bear, so in the end you can get used to it and live with it, but there´s no way to deal with it or to have some peace of mind until that happens. It´s just that nothing helps.

Only hopeless love can hurt so bad like that feeling that i´ve been speaking about, actually because it´s almost the same. There´s only a difference, but a big one, in this case you´re missing what you never could have before, what you probably will never get, and you have no idea if that could be good for you anyway. Even with all of those challenges for the human common sense you can realize easily that common sense won´t work with love in a 95% of cases. Not with this kind of love at least.

The point is that i have a mix of pains, some because the lost things in the past, some because the ones i´ll never have, even if i can want them so much like to do whatever to reach those "dreams" that are just that, dreams.

Somehow it´s like to swim the half of an ocean to drawn in the shore of your goal. I just hope it was just one of those bad and sensitive days where everything seems to be bigger and more threatening. If it´s not then i have a problem. I guess i´ve been alone for too long. I wonder if any Estonian girl could be ever interested for a guy like me, specially because i can´t go back without trying what i needed to try and definitely i´ll need to feel loved to face all those challenges, only that will give me the strength i need.

What a strange sensation when you feel alone being surrounded for people. People that whenever it will come the time to go, and unfortunately one day it will happen, i don´t know how i will be able to express all the gratitude and love that i already feel for them. Maybe it can be also because of that, that i feel confused and sensitive. All the emotions that i´m living here are much much better and intense that the best of my dreams, so i would love to be a member of this lovely and really adorable family and unfortunately that´s not a possibility i guess.

Now i guess i´m rambling, it was a long and tough day, so let´s leave it for today.

Good night and lots of love for those who love me.

Once again a good blues can make a good resume of my messy mind:

Blues, blues trying to drive me away from home.
Blues, blues trying to drive me away from home.
Had the blues so bad, blues followed me all day long.

Blues, blues won't let me take my rest.
Blues, blues won't let me take my rest.
My mind is rambling like a wild geese out in the west.

Well, you're my all day steady, baby you're my midnight dream.
Yes, you're my all day steady, baby you're my midnight dream.
I love that woman better than anyone I've ever seen.

Blues, blues follow me all day long.
Blues, blues follow me all day long.
Blues, blues won't you please leave me alone

PD: Sorry about the lousy english, i´ve been thinking about all of this in spanish.

lunes, 25 de abril de 2011

Dia 5

Todavia sigo sin tiempo y sobre todo sin un portatil propio, asi que solo puedo escribir cuando Kadri no esta usando el suyo. De ahi tambien la ausencia de puntuacion. Pido disculpas de antemano tanto por eso como por la frecuencia de actualizacion. Pronto espero que cambien las dos cosas.

Hoy estoy terriblemente cansado, pero el de hoy supongo que sera el dia tipo de esta semana, asi que merece la pena explicarlo.

Como algunos ya sabeis y otros espero que lo sepais despues de una breve visita al google earth, el sitio donde vivo pertece a una zona residencial llamada Pirita. Es donde esta el puerto deportivo de Tallinn, la torre de television y alguna que otra cosa mas interesante.

Como me habia prometido a mi mismo hacer ejercicio y perder muchos kilos (y debo decir que voy muy bien de momento) hoy me he dado una paliza impresionante. Me he levantado a las 8, que casi podria decirse que es tarde incluso sin tener que trabajar, pero anoche tuve un pequenho ataque de morrinha y me vi los gremlins en castellano por la noche, asi que hasta pasadas las 12 no toque la cama. Segun me levante me tome un par de cafes para ser persona y sali al jardin de la casa. Al parecer he traido la primavera, todos los dias hasta ahora han sido excelentes, de sol y hasta bastante calor. Casi todos ellos por encima de 20 grados. Hoy sin embargo ha sido una noche relativamente fria -no mas que cualquier noche lucense en esta epoca del anho- y  ha tardado un par de horas en calentar el dia. Con un dia asi crei que lo mejor era esperar un poco antes de ponerme a caminar pegado al mar y hacer algo de ejercicio aqui en casa. Hasta una semana antes de llegar yo ha estado nevando, asi que los campos y jardines todavia estan requemados por la nieve y cubiertos de las hojas otonhales en descomposicion que quedaron sepultadas debajo de la misma hara unos 5 meses. Mi trabajo de calentamiento ha sido precisamente ese, rastrillar las hojas de todo el otonho del jardin de esta gente tan maravillosa. Debo decir tambien, aunque habra fotos de eso pronto, que aun quedan montanhas de nieve en los rincones mas sombrios y que si Tallinn tiene unos 400.000 habitantes es mas que probable que tenga unas 3 o 4 veces mas arboles que habitantes.

Una vez he acabado y despues de otro cafe y una ducha calentita me dispuse para salir.

Armado de mi ipod repleto de buena musica, unas gafas de sol y unas piernas todavia frescas me fui a la parada de buses. Hice el trayecto en bus hasta el Kadriorg park -del que ya os hablare en otro post- al increible precio de 1,60€. Definitivamente en Tallin necesitas un bonobus -y a poder ser comprado en un kiosko, puesto que en los propios buses tienen otro precio- para no arruinarte.

Desde el parque, que es realmente especacular, me fui caminando al old town, la zona mas centrica y mejor cuidada de Tallinn. Toda ella es medieval y esta practicamente intacta. Realmente un espectaculo para la vista y los demas sentidos. Montones de tiendas, restaurantes, terrazas donde tomar un cafe o una cerveza -gran cerveza la de Estonia- y quedarse mirando la incesante multitud de gente que pasea por la zona.

Tras un largo paseo por el centro me puse a leer el libro que estoy leyendo actualmente en un pequenho rincon que de momento es mi preferido. Un sitio con un espiritu triste puesto que la que creo que fue la unica bomba que ha caido sobre Tallinn en la segunda guerra mundial lo hizo alli, pero que ahora es una plaza soleada -si hace sol, claro esta- al pie de la catedral y con la muralla de fondo, donde hay tumbonas de madera donde tirarse a leer, descansar o incluso dormir.

Despues de eso me fui a comprar mi mas que necesario bonobus, a dar una vuelta por un centro comercial muy coqueto en Viru y de ahi me eche a caminar de vuelta a casa. Seran unos 6 Km. siguiendo la avenida, pero no me pude resistir a seguir la linea de costa y dar mi segundo paseo por el golfo de Finlandia, donde segun supe ayer no hay mareas. Curioso, eh?

Tras todo el dia caminando y esa ultima caminata de unos 7 u 8 Km. Me fui a una tienda cercana donde me compre un strudel de espinacas y un litro de zumo de tomate. Si esto no es vida sana ya no se que puede serlo. El caso es que la vida sana, cuando llevas mas de 3 anhos sin practicarla es terriblemente agotadora, asi que con estas pocas lineas os dejo por hoy.

Saludos desde el paralelo 60.

viernes, 22 de abril de 2011

La llegada

Buenas noches.
Estas horas son intempestivas aqui ya, pero necesitaba contar que ya estoy en Estonia. Estos dias estoy seguro de que hare varios posts al respecto de como fue el viaje y sobre todo los preparativos, tema que daria para escribir varios libros. Incluso supongo que corregire este post, ya que de momento no se como acentuar correctamente en los teclados estonios, pero por de pronto quiero contar aqui que pese al mito de la frialdad Estonia yo personalmente no puedo sentirme mas comodo. Ya he podido hacer gran parte de las tareas cotidianas, como ir a una tienda o hacer vida familiar y cocinar. Todas esas cosas, de momento al menos, son incluso mejores de lo que las habia imaginado. No se realmente si la ilusion es un factor decisivo en lo que puedo contar de momento, pero el caso es que me siento arropado y muy a gusto.

Otro mito que ya ha caido es el del tiempo, de momento al menos no he necesitado mas que una sudadera y solo por la noche. Sol y unos 15 o 20 grados han hecho mucho mas amable mi llegada a este pequenho pero encantador pais.

Manhana ahre lo posible por escribir mas y mejor, puesto que estoy de prestado en este portatil, pero quiero y necesito recalcar que mis anfitrionas son lo mejor que me he podido encontrar nunca y que lo que podria haber resultado una situacion violenta ha sido increiblemente facil y comoda. Pronto empezare a hacer vida normal, buscar trabajo y todas esas cosas, pero este tiempo nos lo estamos dando para conocernos, tanto al pais como a mis anfitrionas y simplemente no podria haber ido mejor. Tengo si cabe mas esperanzas respecto al futuro de las que tenia antes de llegar.

Stay in tone, pronto habra muchos posts contando mis ultimos dos dias, que han sido cuando menos diferentes.

miércoles, 20 de abril de 2011

24 hours and counting...

A poco mas de 24 horas de mi marcha sigo con miles de cosas sin tachar en mi lista de cosas para hacer antes de irme.

Una vez mas mi mudanza será en el último minuto. Una vez mas haré corriendo en el último día lo que no he podido hacer antes por alguna clase de bloqueo sentimental. Se me hace duro dejar mis cosas atrás, pero sobre todo se me hace duro distribuirlas en cajas que no volverán a ser abiertas durante varios meses, o quizás años.

La composición de esas cajas, aunque parezca algo nimio, para mi es sumamente importante. Cada pequeña cosa está junto con las demás cosas de esa caja con un propósito. Para mi este tipo de cajas son como esas cápsulas del tiempo que los niños entierran para recuperarlas décadas después y sorprenderse con su propia selección, pero sobre todo emocionarse con las sensaciones ya olvidadas que les volverán a traer esos objetos. Puede ser cualquier cosa y su valor, al contrario que muchas otras cosas de la vida. nada tiene que ver con el monetario. Entre mis recuerdos mas preciados hay llaveros, mecheros, dados o hasta figuritas de un Kinder Sorpresa. No importa lo que sea tanto como lo que pudo significar en un momento dado y de momento al menos, mi capacidad de revivir emociones con esos pequeños objetos es infinita.

De ahí que mis mudanzas sean tan terriblemente lentas y que a 24 horas para cargar mis maletas en el coche aun me queden unas cuantas cajas por cerrar. Llegado este momento nadie puede imaginarse las ganas que tengo de llegar ya a mi destino. Me pregunto como es que en una sociedad tan tecnológica como esta en la que vivimos no es posible que alguien pueda leer mis sentimientos con un lector y sea capaz de organizar esas cajas en el orden correcto. Así al volver a abrirlas, cuando quiera que pueda o quiera volver a hacerlo mi sorpresa sea doble y las emociones que revivan sean si cabe mas intensas.

Por de pronto una capsula del tiempo en si misma será este PC del que me estoy despidiendo con estas palabras. Gracias a el mi descenso a los abismos ha tenido un camino de vuelta, gracias a el he tenido esta fantástica oportunidad de empezar a vivir de nuevo en otro lugar y gracias a el también mi vida social estos últimos años ha alcanzado unas cotas de "normalidad anormal" lo suficientemente altas como para mantenerme cuerdo y tener un contacto con el mundo real. La tentación de desvanecerse ha sido tremenda durante mucho tiempo, pero unos ridículos juegos e interminables horas de conexión me han dado muchísimas gratas sorpresas en cuanto a vida social se refiere.

Gracias a todos los que me habéis apoyado, gracias a todos los que me habéis mantenido en mi sitio, gracias a los que me habéis dado oportunidades y a los que habéis visto algo en mi que ni yo mismo recordaba que tenía. Salvo que milagrosamente mañana tenga tiempo para postear algo este será el ultimo post de este blog escrito en España y las verdaderas tribulaciones de un gallego en Estonia empezarán a ser la materia habitual de reflexión en estas lineas.

Por eso y por lo que pudiese pasar... Gracias.

martes, 19 de abril de 2011

Axis

Buenos días.
Este post será muy corto, simplemente será para compartir la canción que lleva todo el día sonando en mi cabeza. Una letra maravillosa -y eso que jamas me fijo en las letras- y un temazo con todas las de la ley.





 

Anger he smiles tow'ring shiny metallic purple armour.
Queen jealousy, envy waits behind him.
Her fiery green gown sneers at the grassy ground.
Blue are the life giving waters taking for granted,
They quietly understand.

Once happy turquoise armies lay opposite ready,
But wonder why the fight is on.
But they're all, bold as love.
Yeah, they're all bold as love.
Yeah, they're all bold as love.
Just ask the Axis.

My red is so confident he flashes trophies of war
And ribbons of euphoria.
Orange is young, full of daring but very unsteady for the first go 'round.
My yellow in this case is no so mellow.
In fact I'm trying to say it's frightened like me.
And all of these emotions of mine keep holding me
From giving my life to a rainbow like you.
But I'm a yeah, I'm bold as love,
Yeah yeah.

Well, I'm bold, bold as love.
Hear me talkin', girl.
I'm bold as love.
Just ask the Axis.
He knows everything. Yeah, yeah.

lunes, 18 de abril de 2011

Bajo la lluvia

Mi despedida de la moto ha sido como toda la semana, un cúmulo de emociones.

La he dejado en el centro de mi colección, cubierta con una manta como las demás, hibernando en verano y desafiando el orden natural de las cosas. Quizás mañana si deja de llover iré a hacerle una visita mas y la arroparé como merece.

Esta tarde he ido a por mi billete, el que tantas aventuras me ha deparado. Todo estaba en orden, lo he pagado y ya se que el jueves a las 06:50 empezará oficialmente mi aventura, aunque estos días previos hayan sido tan aventura o más que la que voy a vivir desde el jueves.

Al salir de la agencia de viajes el cielo decidió darle su despedida particular a mi moto también. Una tormenta con bastante aparato eléctrico descargó un aguacero sobre mi justo cuando estaba empezando lo que será mi ultimo paseo en moto durante una larga temporada. Durante el viaje el aguacero se volvió opaco por momentos, apenas veía de la cantidad de agua que caía y todo mi cuerpo menos lo que estaba debajo de la cazadora y del casco estaba tan empapado como si fuese haciendo enduro por las fosas marianas.

He descubierto que los motoristas no le importan lo más mínimo a los conductores de coches y camiones. Como conductor que soy también reconozco que excepto por ser generoso con las distancias, nunca me había puesto tanto en la piel de un motero como hoy. En 15 kilómetros escasos hasta 2 coches y un camión han pasado a toda leche una balsa de agua para dejarme totalmente calado. Y gracias que solo fue eso, imaginaos lo que es que os caiga una ola de un metro y medio yendo a 90 km/h en todo el pecho

Pese a todo eso, pese a la tormenta, pese al diluvio y a tener que volver a casa sentado en una toalla porque no podía estar mas empapado, pese a todo... sonreía.

Es extraña esa sensación de ir sobre dos ruedas por una carretera, tiene algo que lo diferencia de cualquier otra sensación. Una libertad que es difícil de conseguir de ningún otro modo. Por eso mismo cuando me crucé al camión en el puente supe que aquella iba a ser mi gran ola... Y la cogí. Atravesé el muro de agua a 80 km/h dejando una estela tras de mi y grité como un poseído mientras lo hacía. Era mi segunda vez bajo una lluvia tan intensa, pero a diferencia de la ocasión anterior, esta fue mágica. Me sentía vivo. Y feliz de estarlo.

I'm a rider of the storm baby!



Tres tristes tigres, digo... días.

Tere hommikust!

Hoy será uno de los últimos días viviendo con el horario americano. Me he despertado hace apenas media hora y mientras me tomo ese primer café del día que hará que mi cuerpo se ponga en marcha aprovecho para compartir cuatro pensamientos con este blog.

Anoche tuve una agradable visita que me llevó a no acostarme hasta las 4 AM pese a que mi estado no era el mejor. Unos rooibos, mucha charla, planes futuros e incluso este blog fueron los temas de una conversación que fue el prototipo de lo que mas echaré de menos en Estonia. Espero hacer amigos allí también y poder tener este tipo de conversaciones, pero por buenas que sean se que obviamente no serán lo mismo. Mas de 20 años de amistad no se sustituyen fácilmente y los vínculos creados, las cosas que no hace falta explicar, el profundo conocimiento de lo que ha sido mi vida los últimos años, con sus bajadas y subidas, hacen mucho mas fácil llegar a un nivel de entendimiento que se que en Estonia no tendré en bastante tiempo.

Es casi mediodía del lunes, dentro de 3 días a esta hora estaré en Helsinki buscando algo para picar antes de coger el vuelo que me dejará en Tallinn, mi destino final. Al mirar a mi alrededor solo veo caos y no tengo muy claro aun como podré trasladar todas estas cosas antes de ese día. Siempre me pasa lo mismo, a todos los niveles además, el dejar atrás una parte de mi vida me cuesta enormemente y siempre dejo cosas por hacer hasta el último minuto, probablemente para tener algo sobre lo que pensar relacionado con lo que ha sido mi vida hasta este momento en vez de  tenerlo todo listo y solo mirar hacia delante, asomarme al abismo.

Hasta cierto punto supongo que es como un cabo de seguridad, un salvavidas que logra que no pierda el equilibrio antes de saltar al vacío. Pero es hora de recogerlo todo y prepararme para ese salto. Ha llegado la hora.

Esta tarde aparcaré mi moto en lo que será su hogar hasta que yo no vuelva y con ese acto cerraré otro episodio de mi vida reciente. De como una moto consiguió darme un poco de libertad.

Parece mentira que algo tan simple como una moto pueda cambiarte la vida de alguna manera. Cuando forcé mi despido y recibí la indemnización correspondiente lo primero que hice fue comprarme una pequeña moto de 125 c.c. Jamás he sido un hombre de motos - pese a tener varias - y me resultaba difícil imaginarme a mi mismo paseando con mi moto en vez de hacer cualquier otra cosa que se pudiese hacer en casa. Esa moto cambió totalmente mi punto de vista sobre las cosas. Esa moto fue la primera que consiguió que saliese a la calle sin ningún motivo aparente para hacerlo. Simplemente por el hecho de pasear, ese era un motivo suficiente. Durante estos casi dos años me ha dado tiempo para reflexionar sobre cosas que suelo posponer, me ha hecho volver a disfrutar de paisajes que se que ahora echaré de menos. Me ha hecho valorar los días soleados e incluso me ha hecho ver las carreteras desde otro punto de vista. Hoy haré mi último viaje en ella y se que este verano pensaré en muchas ocasiones lo bueno que habría sido tenerla conmigo y recorrer los bosques estonios, sin prisa y sin destino concreto, simplemente por el placer de hacerlo.

Estoy a tres días de hacer efectivos un montón de sueños y todavía me queda mas de medio piso por vaciar.

A ello voy.

Un pequeño recordatorio a otra de esas cosas que me dolerá dejar atrás.

domingo, 17 de abril de 2011

In my time of dying

Buenas noches.

Hace ya muchos años, muchos mas de los que me gustaría reconocer, estaba yo en Ribadeo.
Era verano y hacía calor, cosa sorprendente en Ribadeo. Así que tras un día de playa de esos de los que hay realmente pocos en agosto salimos a hacer nuestra ronda habitual. En aquellos años el gayoso todavía estaba abierto y era de largo el bar mas fascinante del pueblo. Gente bien se mezclaban con gente de otro estatus que les miraba de soslayo, tomando notas mentales de las últimas tendencias de la moda en la capital o en el peor de los casos culpándoles de todos los males del pueblo.

Para mi era un ejercicio apasionante el escuchar trozos de conversaciones sueltas, donde mientras unos podían contar que tal les había ido el curso de verano en Inglaterra, otros comentaban alegremente el haber pescado una robaliza de mas de dos kilos cerca de la Illa Pancha.

Toda esta mezcla de personalidades no podría darse de ninguna de las maneras si no fuese por la infinita paciencia de Manolo y sobre todo por sus famosos corales y ribeiros a precios irrisorios.

Una de esas noches yo no estaba particularmente bien y el ribeiro hizo estragos en mi. Algún día contaré esa historia aquí, pero tras una noche terrible llegó una mañana aún peor. Tenía clases en Lugo a las 10 de la mañana, lo que implicaba que debía coger el bus de las 7:30 y bueno, a esa hora mi sangre estaba todavía demasiado diluida, así que según llegué a la rampa que estaba pegada a la iglesia mi cuerpo dijo basta. Deje salir lo poco que me quedaba dentro y me volví a la cama buscando la excusa mas tonta posible.

Me fui a Lugo en el bus de las 13:00 h escuchando el Physical Graffitti en mis walkman.

Una y otra vez resonó esa batería en mis maltrechas neuronas durante ese viaje.

Hoy me la he puesto para recordar y porque estoy igualito que aquel día.




Arropaos bien.

sábado, 16 de abril de 2011

El pulpo

Buenas tardes

Supongo que esta tarde y a estas horas nadie va a leer esto hasta mañana como pronto, puesto que todo el país está suspirando por que empiece ya el enésimo partido del siglo y el primero de un par de semanas repletas de partidos del siglo. ¿No debería ser solo uno el partido del siglo? ¿Es posible que haya 4 partidos del siglo en 15 días? Si no me equivoco ya ha habido uno esta temporada, mas cuatro mas ahora serán 5 solo este año. Un siglo tiene 100 años con lo cual ¿podría llegar a haber 500 partidos del siglo? Perdonadme los futboleros,  sabéis que hay pocas cosas que me interesen menos que el fútbol del cual solo me gustan los pro evolution.
Pero dejemos de divagar, el motivo de este post es que hoy al mediodía he hecho lo que probablemente será el último homenaje, hasta mi vuelta al menos, a uno de esos platos que mas sensaciones nos provoca a los gallegos, especialmente a los lucenses. El pulpo a feira.

El placer de comerse un buen pulpo es comparable a muy pocos placeres de esta vida y yo lo he hecho hoy.

Hoy al mediodía, mientras sufría interminables "noticiarios" deportivos, veía como mi primo cortaba un hermoso pulpo de Laxe con tijeras de hierro, como mandan los cánones, y casi se me saltan las lágrimas de la emoción. Una pareja de pulpos en la tele decidiendo quien ganará ese famoso Madrid - Barça mientras uno de sus mejores ejemplares -estoy seguro de que trabajaba como modelo en sus ratos libres- era descuartizado a tijeretazos sobre una fuente. Eran demasiadas sensaciones juntas para poder asimilarlas y por si fuera poco, los feroces rugidos de mi estómago no me permitían escuchar nada mas que las frases que contuviesen la palabra pulpo.

El protagonista de nuestra historia de hoy, el pulpo modelo, o mejor dicho, el modelo-pulpo -que no es lo mismo - estaría feliz de comprobar la inmensa cara de felicidad que provocó su muerte. Haría su último gran show nadando por las aguas hirvientes, enseñándonos su precioso color entre óxido y púrpura. Una Esther Williams del mundo octópodo se mostraba ante nosotros rodeada de unos no menos hermosos cachelos haciendo  de cuerpo de baile. Pura belleza fue la imagen de sus largos tentáculos formando caracolillos sobre el maravilloso aceite de un color verde dorado -hojiblanca en mi variedad preferida para el pulpo- teñido de un rojo intenso del pimentón de la vera.
Sus rodajas de carne prieta - tal y como se intuía al ver las hechuras de este ejemplar- formaban un milhojas de gloria pura. Mientras tanto los simples pero siempre efectivos cachelos repetían una y otra vez la mítica escena de flashdance, tirándose el aceite teñido por sus lomos en un espectáculo casi erótico.
Creo que una imagen vale mas que mil palabras.






Descanse en paz querido pulpo. Sin duda  has hecho felices a 5 personas. Te echaré de menos en el báltico.


Nota para los foráneos, que me consta que los hay: Los cachelos son patatas cocidas, gallegas si es posible.

viernes, 15 de abril de 2011

El billete

Buenas tardes.

Nuevamente el día de hoy ha sido totalmente surrealista. Supongo que la proximidad de mi marcha precipita las cosas bastante y de ahí que la frecuencia de cosas extrañas se incremente muchísimo, pero las situaciones cotidianas empiezan a parecer corolarios de las leyes de Murphy con demasiada frecuencia para mi gusto.

El día ya no empezó muy bien porque una noche mas he dormido tarde mal y nunca. Me desperté muy espeso y muy poco motivado para hacer todo lo que aún tengo por hacer. Después de escribir el post sobre música de esta mañana me puse a empaquetar cosas, preparar y cerrar cajas y demás menesteres habituales en mi situación. En esto que sonó el timbre de mi puerta. Debo deciros, ahora que ya me voy y no hay problemas, que en frente de mi piso tiene la consulta un dentista. Por alguna razón que desconozco, pese a tener un timbre personalizado -una placa negra con su nombre que acaba en el botón del timbre- en el portero automático, mas de la mitad de su clientela llama a mi piso para que le abra. Siempre me he preguntado que se les puede pasar por la cabeza para descartar que el botón que está al final de la placa identificada como de un dentista sea el del dentista. El mío, que esta en un nivel superior, parece mucho mas indicado para conseguir que les de paso a su odiada consulta. Durante un tiempo incluso puse mi nombre el una pegatina en el que es mi timbre por si valía la psicología inversa, pero la estupidez humana no conoce límites.

Debido a esto hace muchos meses ya que llamar a mi timbre sin llamarme antes por el móvil es tan inútil como intentar derribar nuestra querida muralla a cabezazos. Mis visitantes habituales lo saben y por tanto nunca ha habido ningún problema.

Como os comentaba anteriormente, el timbre sonó. Yo lo ignoré. Volvió a sonar y yo volví a ignorarlo. Pasaron unos minutos y otra vez, así que me encabroné y me levanté para ir a abrir y de paso decirle un par de cosas al futurible cliente del dentista. Atravesé el pasillo corriendo esquivando todas las trampas mortales que tengo esparcidas por toda la casa  y cuando llegué al portero nadie contestó. Supongo que podréis comprender que me entro por un momento una pequeña diarrea que iba totalmente destinada a los parientes mas cercanos del Sr. Desconocido que tan alegremente llamaba a mi timbre.

Tan pronto como llegué de vuelta al salón el timbre volvió a sonar y salté como un resorte. Estaba de muy mal café, así que de camino al portero inconscientemente sentía pena por quien quiera que estuviese llamando. La bronca que pensaba echarle al pobre era inevitable. Resultó ser el que compartió piso conmigo durante los últimos años...

Cuando subió las escaleras a mi aún no se me había pasado el cabreo, así que le pregunté como es que no me llamaba antes por teléfono como siempre y sin decir nada mas sonrió, me dio su móvil y me dijo, llámate.

Hará cosa de una semana estuve recibiendo multitud de llamadas a cobro revertido desde un número desconocido para mi, así que en otro de mis arrebatos de mal humor llamé a orange para solicitar que bloqueasen las llamadas entrantes desde ese número. Algunas de las llamadas eran a altas horas de la madrugada y no estaba por la labor  de recibir una llamada desde España a las mil de la madrugada estando en Estonia. Sustos los justos.

Hoy he sabido que el dedicado trabajador del servicio técnico lo que hizo fue desviar todas mis llamadas entrantes al número que me estaba molestando. De alguna manera se ha hecho un poco de justicia, puesto que me consta que mi ex-compañero de piso me ha  llamado bastantes veces esta semana, llamadas que ha recibido el desconocido al que le gusta llamar a cobro revertido, pero el caso es que no tengo ni idea de cuanta gente ha podido llamarme esta semana y todas y cada una de las llamadas desviadas deberé pagarlas yo. Por suerte ya estaba operado, ya que la cita me la confirmaban por teléfono, pero ¿os imagináis la cara de Mr. ? si le hubiesen dicho que tenía cita para pasar por el quirófano mañana? Surrealismo puro.

Como no llamé a Orange para quejarme, buscar una solución y desahogarme un poco de paso, que estos días han sido muy intensos y tengo pequeños remanentes de energía -llámale energía, llámale mala leche- que expulsar de mi cuerpo. El desvío de llamadas quedó cancelado, pero de momento las llamadas desviadas las pago yo, aunque esto aún no ha acabado.

La mala uva y la falta de sueño hizo que se me levantara un dolor de cabeza bastante intenso, que amablemente me visita puntual cada día desde el domingo. Después de comer y de rezar unas plegarias a san ibuprofeno ahora que estamos a punto de empezar la semana religiosa por excelencia del año, me quedé dormido en el sofá como un bendito.
Sobre las 19:15 sonó mi móvil, era la agencia de viajes. Hoy debía recoger el billete físico, que tenía reservado desde hace semanas. Cogí mi moto y me fui hasta allí, pensando que al fin podría tachar una cosa de mi lista de cosas pendientes.

Con el "pensando que" de la frase anterior muchos deduciréis que no lo conseguí... y estáis en lo cierto.

Llegué a la agencia de viajes con el dolor de cabeza todavía latente, me senté en la silla y saqué mi cartera. La chica de la agencia, que además es pariente mía, comenzó a teclear en el ordenador esos extraños comandos que tiene el Amadeus y su cara se volvió blanca como el papel.

Al parecer mi billete no podía emitirse desde esa agencia por alguna razón que se nos escapaba y eran las 19:45 del viernes previo a semana santa. El problema estaba en el vuelo Madrid- Helsinki, operado por finnair. La desesperación se apoderó de mi pariente - de ahora en adelante R.- y comenzó a llamar a todas las agencias amigas para buscar una posible solución. A los 10 minutos R. creía que una agencia vecina podría emitirlo, así que nos fuimos allí. Era muy cerca así que fuimos andando y durante todo el trayecto no hacía mas que disculparse, la pobrecita con su agobio ya me estaba haciendo sentir mal, pero yo necesitaba ese billete y no había ningún otro disponible, ni siquiera en 1ª clase. Llegamos a la otra agencia y repetimos todo el proceso. Al menos la dependienta era muy guapa y pude distraerme  mirándola furtivamente. El caso es que tras varios intentos y mucha dedicación por su parte, la cual agradezco infinitamente, tampoco pudo hacer nada. Al final el problema parecía estar en que finnair, si las agencias no emiten un número mínimo de billetes, les retiran la facultad de emitirlos.

Llegados hasta este punto mi pregunta es: ¿Quien hace habitualmente el viaje Madrid - Helsinki? ¿Cuantas agencias pueden emitir un número considerable de billetes de ese trayecto habitualmente en España?

En fin, al final mi billete ha sido emitido por un mayorista y está en algún lugar de Santiago. El lunes podré tenerlo en mis manos. Gracias por la dedicación R.

Ahora espero salir a hacer el que será uno de mis últimos tapeos en España antes de mi marcha con Mr. Fox, si es que aparece, claro.

Saludos desde Tromaville.

Demasiado bueno para no compartirlo

Esta es una entrada ultracorta. Simplemente quería enseñaros algo que me he encontrado y es simplemente demasiado bueno para no compartirlo, la guía definitiva de los super-poderes.


Un poquito de música.

Buenos días.
Hoy he dormido poco y aún estoy algo disperso para poder escribir algo coherente, así que creo que será mejor que empecemos el día con algo de música para acabar de despertar.
Esto no pretende ser una lista de canciones, debido a la impresionante acogida que está teniendo el blog -si todo va bien en un rato habrá ya 500 visitas- deduzco que la audiencia potencial es cuando menos diversa, así que salvo palos que no puedo ni quiero tocar, habrá un poco de todo.


1º.- Albert Collins: I ain't drunk (El gran Albert con una superbanda haciendo estragos en el local de Buddy Guy en Chicago. Que grande. Descansa en paz Frosty)




2º.- Big Mama Thornton ft. Buddy Guy: Hound dog (Simplemente una fuerza de la naturaleza)




3º.- Steve Ray Vaughan: Lenny (Una canción escrita para un hermano muerto, cada nota me pone los pelos de punta)




4º.- Kula Shaker: Hush (Una estupenda versión de un clásico de los Deep Purple perfecta para despertarse, ultraenergética)

 




 5º.- Radiohead: Just (Nada que se pueda decir ya sobre ellos salvo que es otra canción de energía pura)



 


6º.- The Black Crowes: Sometimes Salvation. (Volumen al 11 por favor. A alguno de mis lectores le traerá curiosos recuerdos el escuchar esta canción otra vez y pensar en pizzas y dragones)



7º Morcheeba: Rome wasn't built in a day. (Tras tanta energía y rabia contenida -o no- toca una de buen rollito matutino)





8º.- The Rocky Horror Picture Show: Sweet transvestite. (La que para mi es la mejor película de serie B y uno de sus números mas divertidos, para que os pongáis picarones. Impresionante el vozarrón de Tim Curry)



9º.- The raconteurs: Steady as she goes (El gran Jack White, uno de los mejores compositores de lo que llevamos de siglo, en una de sus muchas bandas)



10.- Jim Jones Revue: Princess and the frog. (Grabado en directo, pura actitud, si esto no te despierta es que estás muerto)

 
 

Y con esto doy por finalizada esta pequeña sesión improvisada. Debo seguir empaquetando cosas porque al paso que voy aún quedarán cosas aquí cuando me vaya.

Tere hommikust!

jueves, 14 de abril de 2011

Esas pequeñas costumbres.

Buenas tardes, o como diré pronto, tere õhtust.
Aún no tengo muy claro a donde me llevará este post, pero así de primeras pretende ser otro ejercicio  de memoria. Dentro de unos meses podre confirmar o desmentir si hacer las cosas que relataré a continuación es posible en Estonia o no y en caso de no serlo cuanto las echaré de menos.

1º El tapeo. Si hay un acto social patrio por excelencia, especialmente en el norte de España, ese es el tapeo. Unas cañitas fresquitas y un par de tapas son capaces de animar hasta a un muerto y siempre da pie a charlar, echarse unas risas y confraternizar con los amigos. Los estonios tienen fama de fríos, aunque yo sigo esperando que el mito en realidad se refiera solo al clima, así que ya a priori veo difícil que una actividad tan ruidosa como es ir de tapas pueda tener éxito en Estonia. Además tampoco tengo ni idea de si su cocina se presta o no para dicha actividad. Está claro que no es lo mismo comerse un pincho de tortilla con una cervecita que comerse una tosta de arenque ahumado, que como poco tendría que ir con vino, puesto que la cerveza ni combina bien ni tiene la potencia necesaria como para soportar un plato tan intenso de sabor como pueda ser un arenque ahumado estonio. En algún lado he leído no hace mucho que todo aquello que tenga menos de 20º no es alcohol para ellos. Otro mito a desmontar.

2º La comida en general. Esto es probablemente lo que menos extrañaré, puesto que pretendo cocinar asiduamente, como siempre hago. El único problema pueden ser algunos de los ingredientes habituales para mi y sobre todas las cosas el oro líquido, el aceite de oliva virgen, por el que tengo devoción. Se que me sentiré perdido sin el. Tiendas gourmet de Tallinn temblad, David está a punto de llegar. Quizás algún día esta carencia -si es que la hay- me de de comer a mi pudiendo importarlo desde allí. Es un negocio que me planteo muy seriamente. Como estamos entrando en la primavera la temporada de marisco acaba ya, quizás pueda echar en falta algún pescado, pero en eso tengo fe.

3º Los horarios. Este definitivamente será un tema delicado para mi. Todo aquel que me conozca sabrá que los horarios no son mi fuerte por definición y que ademas tienden a ser en torno a 2 horas mas tarde -o tres o cuatro- que los del resto de los mortales. Antoni Daimiel, periodista especializado en la NBA español lo define muy bien. "Yo vivo con el horario de Los Ángeles, pero en Madrid" A mi me pasa exactamente lo mismo, solo que no tengo un motivo laboral para hacerlo, simplemente me pasa. Soy un ave nocturna. Teniendo en cuenta que Estonia está en el siguiente huso horario a España y que son nórdicos y seguidores del horario europeo, en pocos días deberé adelantar mi vida 4 o 5 horas para todo o el choque será brutal. Lo que me espero es un 6 y media de la mañana a 23h por la noche, mas que nada porque dudo que sea capaz de acostarme antes. El primer día que en el trabajo la hora de comer sea a las 12:30 h no sabré ni que hacer, esa ha sido mi hora del café durante toda mi vida laboral.

4º La vida social. En este punto me regiré por la regla universal de "a donde fueres haz lo que vieres". No tengo ni idea de que hace la gente cuando sale allí, pero siendo un animal de costumbres como soy estoy seguro que encontraré alguna diferencia digna de comentar en este blog.

5º La televisión y la radio. Hoy en día no será un problema tan grande como hace 3 o 4 años, prácticamente todas las cadenas ofrecen su programación completa vía Internet. Aún así tengo muchísima curiosidad por descubrir que programan en la televisión estonia. Por lo que se las películas se emiten en versión original, así que al menos algo entenderé desde el principio.

6º La comida de mamá. Cocino desde los 12 o 13 años y aunque no sea modesto decirlo es algo que hago muy bien, pero quien no echaría de menos la comida de su madre? Sobre este tema no hay nada mas que decir, lo echaré de menos y punto.

7º El conocer a todo el mundo por la calle. A estas alturas de mi vida he vivido ya en muchos sitios, pero como gran observador que soy siempre me ha llevado muy poco tiempo reconocer las caras de la gente que me cruzo en mis rutas habituales. Además en mi Lugo natal, que no es demasiado grande, podría decir que conozco personalmente a casi la mitad de la gente que me cruzo cada día y de vista a gran parte de la otra mitad. Haber trabajado muchos años de cara al público en una administración es lo que tiene. En Tallinn deberé ponerme las pilas, puesto que no es solo ya que no conoceré a nadie, sino que al ser bastante diferentes los rasgos físicos de un nórdico que los de un gallego durante días andaré un poco despistado.

8º Las compras diarias. Para lo básico no habrá ningún problema seguro, cualquiera puede ir a un supermercado y buscar hasta que encuentre lo que busca, me voy a vivir a Estonia, no a Malasia, ¿pero si un día necesito un botón? O una lupa, que se yo... Deberé explorar las tiendas locales hasta que me haga una composición de lugar de donde venden cada cosa. Espero ademas llevarme alguna sorpresa respecto a lo que ha sido mi vida hasta ahora. Estaría bien por ejemplo descubrir que los encurtidos se venden en la pescadería o alguna cosa parecida.

9º La prensa. ¿Como será el entrar en una librería o papelería y no ver el QMD, Cuore y el SuperPop nada mas entrar? ¿Habrá una versión estonia de eso? Y lo que de verdad me preocupa, ¿podré comprar libros en algun sitio? Aunque sea en inglés... Hacerme socio de la biblioteca mas próxima y saber como funciona será obligado en la primera semana.

Seguro que se me ocurren 1000 cosas mas de este tipo sobre las que estoy intrigado y otras mil mas que descubriré al llegar, pero aún no he cenado y tengo hambre, así que lo dejo por ahora.

Head ööd

Mas cosas que echaré de menos

Retomo mi ultimo post de anoche sobre las cosas materiales que echaré de menos.
Si hay algo que realmente me ha ayudado estos últimos años a sobrevivir, a desconectar mi mente durante un rato y aislarme de el mundo de manera que cualquier problema pareciese menor han sido mis guitarras.

La música tiene un efecto muy poderoso sobre mi, aunque no le esté prestando atención, aunque tenga un mal día o uno excelente siempre hay algún tema que consigue ponerme en mi sitio. ¿Recordáis la mítica escena de "Aterriza como puedas" -Airplane para los que no sois de España- donde una mujer se ponía histérica y se formaba una cola enorme de gente que iba pasando para abofetearla? Pues mis listas de reproducción en el Spotify suelen ser exactamente así. Tema tras tema me abofetean para mantenerme en mi sitio y no dejarme divagar.

Ya que estamos con referencias cinéfilas voy a apuntar otra. La ópera prima de Darren Aronofsky, Pi.
Esa película tiene muchas cosas de mi en las que no voy a entrar ahora, pero si hay un concepto que me gustaría explorar. El protagonista busca obsesivamente un modelo matemático que explique el mundo. Una ecuación que lo relacione todo y lo haga predecible. La música para mi tiene mucho de esto. Es un lenguaje, sin duda, al igual que el que cada uno de nosotros habla, o las propias matemáticas, pero con unas propiedades asombrosas. Cada una de las 7 notas fundamentales, cada tono y semitono, todas ellas responden a una frecuencia de vibración concreta, que a su vez es posible predecir y obtener matemáticamente mediante unas cuantas fórmulas, pero dejemos eso también para la teoría musical. El concepto que me interesa es que sin importar cuanta formación musical puedas tener y sepas o no estas cosas puramente teóricas que comento, esas relaciones que rigen entre las diferentes frecuencias son -creo yo- innatas para todo el mundo. Las melodías, seas español, noruego o de Papúa, son comprensibles para todo el mundo. Es más, cuanta mas música escuchas mas cuenta te das de que aunque solo te pusieran un pequeño fragmento de una melodía sería relativamente fácil continuarla en tu cabeza sin haberla oído antes. Esto quiere decir que hasta cierto punto la música, esa pequeñísima colección de frecuencias, siguen modelos que forman parte de nosotros, seamos músicos o no. Es decir, es innata.

Hace un tiempo encontré un vídeo sobre el World Science Festival de 2009 en youtube donde participaba como invitado para la charla Bobby McFerrin. ¿Recordáis el don't worry, be happy? Mejor que explicarlo os lo pongo aquí y estoy seguro de que entenderéis el concepto mucho mejor.


Espero que después de este enorme párrafo de teorías varias que habéis tenido que sufrir y de haber visto el vídeo queden mas o menos claros los conceptos.

La cuestión es que cuando cojo una de mis guitarras, cualquiera de ellas, empiezo a "hablar" a través de ella. Cosas que no puedo decir con palabras, sentimientos, estados de humor, todo aflora con ese otro lenguaje que es tan innato como verbalizar lo que piensas. A veces los pensamientos necesitan ordenarse antes de poder explicarlos, a veces los sentimientos no tienen un porqué o no sabes explicar que te pasa, pero con una guitarra en las manos simplemente sale todo fuera. Es un ejercicio de exorcismo sin tener que pasar por la religión.

Como músico puedo ser mas o menos capaz, ya hace unos cuantos años que toco y no se me da mal, pero soy tremendamente vago - como para todo lo demás - y soy de los que no se aprenden canciones o se preparan un tema una y otra vez hasta que lo clavan, ni siquiera he tenido grupos estables, supongo que para mi el poder expresarme en voz alta sin decir una sola palabra es suficiente.

¿Cual será ahora mi manera de hablar sin decir nada en Estonia? Es algo que me preocupa.

Y en cuanto a ellas, mis guitarras, os echaré de menos. Va por vosotras!



miércoles, 13 de abril de 2011

Cosas que echaré de menos...

Hay muchas cosas que creo que echaré de menos. Por supuesto a los amigos, aunque espero que este blog y alguna otra herramienta (móvil, skype, redes sociales, etc...) nos mantengan en contacto, pero también alguna de las cosas materiales que tendré que dejar y esas pequeñas costumbres que veo difícil exportar.

Esta vez me centraré en lo material, concretamente en mi casa del campo.
Desde que tengo esa casa he tenido una relación de amor-odio con ella. Es demasiado en todos los sentidos y siempre me ha hecho sentir que no la merezco. El caso es que recientemente hemos tenido una pequeña charla ella y yo y hemos hecho las paces, así que ahora que después de algo mas de 10 años estoy en paz con ella, toca que nos separemos. El destino puede ser de lo mas caprichoso.

Para hacerme mas fácil y llevadera esa separación postearé aquí alguna foto que se que me vendrá bien ver en el futuro. No espero que entendáis este post puesto que este es mas para mi mismo que ninguno de los anteriores.








Alucinante, aún no me he ido y ya tengo morriña...

Una semana

En este mismo instante, dentro de 8 días estaré recogiendo mis maletas de una cinta.
A medida que la fecha se acerca los miedos crecen, nada insuperable, pero los nervios ante semejante cambio siempre están ahí. Me pregunto si seré capaz de cumplir todas las promesas que me he hecho a mi mismo.

Con esta aventura, además de lo obvio, que es irme a trabajar, me he propuesto una serie de cosas que he ido dejando pasar día a día desde que mi reloj se paró, hará unos 3 años y medio. Algunas de esas cosas incluso llevan mas tiempo rondando la cabeza, pero son un gran especialista en boicotear cualquier tipo de actividad que pueda suponer un cambio a mejor en mi vida y de ahí también la existencia de este blog, viéndolas por escrito, leyendo a diario lo que yo mismo escribo, espero no encontrar la manera de "olvidar" las promesas que me hago.

Entre estas promesas las hay de toda índole, relacionadas con mi salud y nula actividad física, con mi sociabilidad, que se ha reducido drásticamente, con mi búsqueda incesante de la comodidad física y mental y mi capacidad de apartar y acumular mis problemas en un rincón en vez de hacerles frente y solucionarlos. Supongo que es un plan integral para volver a nacer.

Los niños están nueve meses en el vientre materno preparándose para su nacimiento y luego se pasan los primeros años de su vida aprendiendo a vivir en este mundo y sobre todo aprendiendo a vivir en esta loca sociedad que hemos creado entre todos, buscando sus roles, su espacio. Pues resulta que yo he descubierto que todo esto es posible revertirlo, se puede volver a un estado previo, donde ni tus roles estén asignados ni tampoco seas capaz de seguir el ritmo de la sociedad. ¿Os imagináis que pasaría si por perder un tren pasaseis a una dimensión paralela de la que quizás se pueda salir o quizás no? Parece una escena de Harry Potter y esa estación de tren paralela que hay en King's Cross, pero el caso es que en la vida real esa estación también existe y no es tan fácil salir de ella como en dicha historia.

Otro de esos curiosos efectos de la era de Internet es que perfectamente puedes vivir fuera de la sociedad y a la vez ser incluso un líder en ella. Eso si, el coste emocional de eso es mucho mas difícil de pagar que una hipoteca. Hasta donde yo se al menos no hay ningún trabajo en el que paguen en lo que quiera que se necesite para pagar esa deuda emocional de la que hablo y que desde luego no es dinero.

Vivir de esta forma es como construir un palacio sin cimientos, puede ser precioso, refulgente, que al primer desastre no quedará piedra sobre piedra. Y esto es lo que principalmente pienso hacer en Estonia, cavar bien hondo y hacer unos pilares tan sólidos como sea posible para poder afrontar lo que me queda de vida con ciertas garantías de que no se desmoronará como un castillo de naipes otra vez.

Hace muchos años hice una dieta y perdí muchísimos kilos (todos y cada uno han vuelto a mi como si fueran las piezas del T-1000, el enemigo de terminator en terminator 2) y todos los médicos que me trataban y gran parte de mis amistades se sorprendieron con mi fuerza de voluntad. Me pregunto si todavía sigue ahí porque sin duda voy a necesitarla en un futuro muy próximo. Serán muchas cosas a las que renuncie y muchas mas aún a las que me deba adaptar, sin duda todas ellas por mi bien, pero ninguna de ellas se van a materializar sin una cantidad enorme de esfuerzo. Espero ser lo suficientemente fuerte para conseguirlo.

Por si acaso me he puesto alguna que otra trampa a mi mismo en el camino, conozco mis debilidades y se que hay muchas cosas que no haré por mi mismo, ni siquiera por gente a la que quiero, pero he introducido en este plan vital una incógnita a la ecuación que no podré ignorar. Dos preciosos niños pequeños con los que compartiré mi vida de ahora en adelante. Quizás no haga nada por mi, quizás ignore los consejos de la gente que me quiere, pero no me creo capaz de ignorar a dos críos que son totalmente dependientes. Nadie en su sano juicio puede ser tan cabrón. Ellos serán los que me mantengan centrado en mi objetivo.

Un poco de multimedia para animarme.

Esta mañana me he levantado mal.
He tenido varios sueños que me ponen los pelos de punta de solo recordarlos, así que ni los mencionaré aquí.
El caso es que me han dejado hecho polvo y necesito algo que me anime y he pensando en ese compilador de horas perdidas llamado youtube.
A continuación va alguna de las cosillas que he encontrado hoy para intentar animarme.

1º.-Gretchen Wilson y Alice in Chains.- Barracuda (O lo que es lo mismo, country girl + grunge= Rock clásico de los 70)




2º.-  Hacienda - She's got a hold on me (O como hacer una canción totalmente beatle siendo de texas)



3º.- The Beta Band - Dry the rain (Uno de esos pocos temas que no importa como tu estés, te coge por tus partes pudendas y te lleva a donde el quiera)




4º.- Isobel Campbell & Mark Lanegan - You won't let me down again. (simplemente impresionante, cada pelo de mi cuerpo se pone de punta)




5º.- The Phenomenal Handclap Band - 15 to 20 (Un mantra para no pensar pero darle a la pierna inconscientemente)




Y eso es todo por ahora, por la tarde escribiré algo mas, la música es terapéutica y eso es exactamente lo que me hace falta ahora mismo, terapia.

Conversaciones con un notario

Este es un añadido a la entrada anterior en este blog, un despiste provocado por el cansancio supongo, o por tener demasiadas cosas en la cabeza estos días.
Como ya os comenté antes la de hoy ha sido una mañana burocrática y de papeleo. Tengo que resolver mi declaración de hacienda antes de irme y además, al ser un pequeño terrateniente en ciernes, fui a hacer un poder notarial para mi madre, para que disponga de lo mio sin tener que enviar burofaxes o tener que venir si surge algo.
Para eso fuimos a un notario, que es el único que puede hacer tal cosa. Los notarios son una especie aparte que merecen un análisis mas profundo, quizás otro día me anime a hacerlo, pero hoy solo os contaré mi experiencia de hoy, que ha sido cuando menos curiosa.
Debido a mi reciente operación y dado que aun llevo 22 puntos adornando mi pierna aprovecho el tiempo primaveral para llevar pantalones cortos. Hoy en concreto de Michigan State. Mi madre como no, sabiendo que íbamos a ver al señor notario me preguntó como se me ocurría tal desfachatez. No es que yo tuviese la mas mínima intención de cambiarme, pero al entrar al despacho del notario, ver a todo el mundo de traje y yo con pinta de haber rodado un vídeo de rap 20 minutos antes, de alguna manera me sentí culpable.

Acto primero:

Entramos al despacho de su "ayudante" al que resulta que mi madre conocía y nos pasamos allí unos 40 minutos mientras hablaban de sus cosas y de unas teorías la mar de curiosas sobre el futuro de las nuevas generaciones de niños, que según este hombre deberían sin duda hacer carreras técnicas para poder autoemplearse, facturar y no trabajar para nadie. Como teoría es estupenda, pero supongo que el no vive el mismo mundo que el resto de los ciudadanos de a pie. "Tener una nomina es solo perder dinero". (Ayudante dixit)
Después de una apasionante charla sobre la situación del país, las empresas y la banca (desde otro punto de vista claro está) al fin acabó del documento que estaba haciendo, 40 minutos para rellenar un modelo ya hecho con mi nombre y DNI. ¿Quien quiere una nómina pudiendo hacer eso?

Acto segundo:

El notario entra en escena. Perdón, el señor notario.
Un hombre de unos 40 años si llega, vestido con un traje caro gris perla, camisa blanca con su nombre bordado en el bolsillo, corbata roja y estrecha y zapatos probablemente hechos a medida. Todo un gentelman.Manda levantarse a su ayudante que se volatiliza del despacho al mas puro estilo Houdini y el toma su asiento. Me mira, mira el poder notarial, me vuelve a mirar y dice: "Esto será rapidito"
A continuación suelta una retahíla interminable de las facultades que da ese poder con respecto a la gestión de mis bienes, sin duda aprendida durante ese simpático proceso llamado concurso-oposición y por el que consiguió un trabajo que envidio de una manera bastante insana. 2 minutos de reloj, mirándome fijamente a los ojos y hablando sin pensar. Hago una broma que o no entiende o directamente ignora y me dice: " Firma ahí"
Firmo, firma el y se va.
Nuevamente el aprendiz de Houdini aparece de la nada, a estas horas de la noche aun pienso si estaría escondido en la papelera o algo.

Acto tercero o el surrealismo español:

Cuando pensaba que ya se había acabado el paripé de visitar al señor notario fué cuando llego la parte donde dejé de entender nada y empecé a pensar que todo era un sueño.
Metieron mis papeles en un sobre, me lo entregaron y mi madre se disponía a sacar la cartera del bolso para pagar. Llegue a contar 400€ en su mano, aunque al no tener ni idea de los precios de un notario este pueda que no sea un dato relevante. En esto que el hombre dijo, ¿te acuerdas de mi hija? Temí la respuesta pese a conocerla, así que me preparé para lo peor. El hombre nos hizo levantar y pasar detrás de su mesa. Movió un poco el ratón y apareció una barra de herramientas minimizada donde estaba un windows media player en pausa. Presionó play. Y apareció una simpática niña, de unos 12 años, cabalgando sobre la yegua mas bonita que yo haya visto (habré visto 3 o 4 en mi vida) en un concurso hípico. Tras 25 minutos de concurso hípico gracias a los cuales, ademas de la vida y milagros de la niña en cuestión, aprendí cosas como que al saltar tu amortiguación se encuentra en los tobillos y no en las rodillas, que para hacer concursos hípicos es recomendable trabajar los abductores tanto como sea posible, que los caballos de competición deben montarse todos los días y que una buena yegua como aquella no es "demasiado cara", puesto que apenas pasa de los 20.000€ mas el mantenimiento diario y algún otro dato interesante si algún dia decido dar un cambio aún mas radical a mi vida y en vez de irme a Estonia me dedico a la hípica.
Tras unas cuantas sonrisas falsas aprendidas y practicadas hasta la saciedad para quitarme de encima a la gente que solicitaba favores que no podía hacer en mis largos años como recaudador conseguí que entendiera que todo aquello, ademas de no interesarme lo mas mínimo, me estaba empezando a causar un trauma, así que me entregó el sobre, me estrechó la mano y nos acompañó hacia la salida.
Mi madre volvió a preguntar por el importe de la gestión.
La respuesta fue: "Nada mujer, esto no ha sido nada"

Todavía me pregunto cuanto valen 2 minutos de trabajo de un notario.

Y también cuanto vale algo mas de una hora de mi tiempo cuando las horas que me quedan en España ya las puede contar un niño de menos de 6 años.

martes, 12 de abril de 2011

Atención Vs. Tecnología

Buenas tardes queridos lectores.

He llegado hace un rato de casa de mi madre donde le he instalado mi antiguo PC y le he intentado enseñar a usar el Skype. Como supongo que habréis deducido por el título del post, mi nivel de frustración ahora mismo es tirando a alto.
Aún no se si es debido al cambio generacional o a la pura falta de atención, pero el caso es que sabía que iba a pasar lo que ha pasado. Le he creado una cuenta, le he asignado un usuario y un pass, me he añadido a mi mismo como su contacto y le he dicho como funciona y le he indicado todos los pasos a seguir para que pueda usarlo. He hecho una prueba con su usuario y mi cuenta en mi móvil y hemos hablado. Hasta ahí todo bien, pero ha sido acabar de hacer todo eso y le he pedido que me llamase ellas sola y...

Os lo imagináis no? Que frustración por dios!

Me apostaría cualquier cosa a que una vez esté en Estonia me llamará a mi móvil para preguntarme como debe hacer para llamarme con skype.

Por cierto, hoy he dedicado todo lo que va de día al tema burocrático y una de las cosas que tenía pendientes era el traspaso de contrato a tarjeta de mi móvil. No tiene sentido que esté pagando un mínimo cada mes sin poder usarlo y lamentablemente las tarifas sin mínimos han pasado a mejor vida, así que he llamado a Orange.
En realidad ya había llamado ayer varias veces, pero tras hablar con varias máquinas y un par de agentes por llamada no conseguía resolver nada, así que me he ido a una tienda Orange para hacer el tramite desde allí. Alguien me había comentado que me pedirían un fax para el cambio de servicio y no estaba por la labor de ir a un locutorio y pagar para hacerlo, así que yo, con mi cara habitual, he ido directamente a la fuente.
Entro en la tienda, les comento mi caso y lo primero que me dicen es: "Para eso debes llamarles, no tenemos permitido hacer ese tramite"
Acto seguido cogió mi móvil y llamo ella misma, hablo con las máquinas sin dejarles acabar y antes de que me diera cuenta ya estaba hablando con la persona indicada (lo que es el no saber...)
La cuestión es que tras exponerles mi situación me han ofrecido 6 meses sin mínimos de ninguna clase y 6€ gratis para contestar llamadas o llamar yo mismo cada mes, ademas de una tarifa muy buena para llamadas internacionales. 11 años de fidelidad se notan supongo.

Ademas de eso he ido a bancos, a hacer un poder notarial, a hacienda y alguna cosilla mas, día completito hoy, pero mis cosas siguen a medio recoger y solo quedan 9 dias...

Me dará tiempo a todo? En 9 días lo sabremos.

Un dia extraño

Pensaba yo que el día se habría acabado ya hace horas, pero por alguna razón (siempre hay alguna) no puedo dormir todavía.

La montaña de papel aún me acompaña, solo que ahora es aún mas grande, mucho mas grande para ser fieles a la realidad. Esta tarde saqué una foto de ella, pero creo que la ocasión merece una segunda toma, pese a que ello conlleve que penséis que soy lo peor, aunque en realidad eso es algo que está muy claro para todos aquellos que me conocéis bien.

Pese a todo he descubierto un botoncito que tiene el blogger este que se llama estadísticas y no me he podido sorprender mas con los resultados. 18 visitas ya hace un rato y eso que como quien dice está en pruebas.Supongo que no me esperaba tal cantidad de gente que se interesase por mi vida o por como estoy a estas horas intempestivas de la noche, pero sea como fuere solo me queda daros las gracias por ser tan buenos amigos. Incluso si solo ha sido uno el que lo ha visto, pero lo haya hecho 18 veces. Jajaja!

Se que no es así, ya que  esto se chiva de todo y algunos de vosotros sois muy fáciles de identificar. Visitas de USA, UK, Australia, Argentina... Curioso como cambia el mundo, hace 15 años esto sería literalmente imposible y hoy no solo es posible sino que además es rápido, en tiempo real.

Supongo que esto es justo lo que buscaba a la hora de crear este blog, buscar una cercanía que con algunos de vosotros no puedo tener de otra manera y con otros que ya no podré tenerla en un futuro inmediato. A muchos os debo miles de explicaciones o conversaciones, a otros no tantas, pero aún así esto es parte del cambio que necesitaba, mantener y recuperar el contacto con gente muy importante en mi vida y con la que no estoy todo lo que debiera por los mismos motivos por los que acabaré en las riberas del mar báltico.

Poco a poco, paso a paso espero ir lográndolo todo. Todo es cuestión de constancia.

En fin, por hoy creo que he cumplido con creces así que ahí os dejo la enorme montaña de papel que me hace compañía mientras os escribo.

lunes, 11 de abril de 2011

10 días para el cambio (2ª Parte)

El día está a punto de acabar ya... afortunadamente.

Hoy ha sido un día durísimo, no tanto en lo físico como en lo emocional, sepultado bajo papeles que no quería leer, recordando lo que me duele recordar y con el dolor latente de la hermosa cicatriz que me han hecho hace unos días.

No deja de ser irónico que teniendo una cicatriz fresca que curar, sea una mucho mas antigua la que mas duela, una que debería estar mas que curada y que empiezo a pensar que nunca curará del todo. En fin, no me puedo quejar, yo mismo he sido quien la provocó, así que tengo que aprender a vivir con ello.De nada me sirve quejarme ahora, no mientras Marty McFly sea un personaje de ficción y la posibilidad de viajar al pasado sea solo una ilusión.

Me gustaría que vieseis ahora mismo mi salón, con una montaña de papeles en el suelo con la que fácilmente podría hacer una hoguera de San Juan. La tentación de plantarle fuego es irresistible, pero me temo que no podrá ser.

Hoy he comprado 6 botellas de vino español para mis anfitrionas. Primer choque serio con la realidad. Estonia está realmente lejos o si no lo está, los envíos allí son realmente caros. 6 botellas de excelente vino español, las 6 con medallas de oro en el festival de burdeos y muchos otros festivales internacionales por 40€, el envío de esas botellas me saldrá por casi 80€. Creo que echaré de menos estas pequeñas cosas.

Por lo demás solo me quedan cajas y mas cajas por cerrar o incluso llenar, algo de burocracia por hacer y solo 10 días mas aquí para hacerlo todo. Realmente la operación me ha roto el ritmo y espero que el tiempo me llegue para todo. Volver para hacer un trámite no es una opción salvo que sea por algo realmente ineludible.

Definitivamente uno de esos días en los que me encantaría hacer caso a un tal Billy Corgan, que ya hace muchos años decía en una de sus letras: "Relax and fade away"

Eso es exactamente lo que necesito, desvanecerme y reaparecer mañana con energías renovadas. Me hace mucha falta.